Cuestiones y Aspectos más relevantes de auditoría (KAM/AMRA): ¿es obligatorio concluir acerca de las KAM/AMRA en el informe de auditoría?

(Nota: el contenido de este artículo es extensible a las diversas jurisdicciones donde aplican NIAs)

Hola a tod@s:

p18dpbtv87vg315lo18r01k5sdlj4
Paseo de los Tristes (Granada)

Una de las cuestiones que deben ser consideradas en la redacción de las KAM/AMRA son las denominadas “observaciones esenciales” u “observaciones clave”, que en esencia son lo mismo.

Dentro de la riqueza de planteamiento que supone la NIA-ES 701 en relación al nuevo enfoque de auditoría, no debemos olvidar que es una norma en sus primeros años de aplicación y contiene partes que desde un punto de vista semántico y de fondo, son controvertidas (ya en sí el propio párrafo 9 lo es de pleno), y que requerirán una pronta revisión; y también una revisión en la traducción al español no estaría de más. Uno de esos puntos que ha generado dudas es precisamente las “observaciones esenciales” o “clave”, que abordaremos a continuación, y que de las cuales vamos a intentar desentrañar su misterio.

¿Qué dice la NIA-ES 701 sobre las “observaciones clave”?

El requerimiento 13 de las NIA-ES 701, referido a las descripciones individualizadas de las KAM, dice lo siguiente:

13. La descripción de cada cuestión clave de la auditoría en la sección “Cuestiones clave de la auditoría” del informe de auditoría incluirá, si es aplicable, una referencia a la correspondiente información o informaciones a revelar en los estados financieros y tratará: (Ref: Apartados A34–A41)

(a) el motivo por el cual la cuestión se consideró de la mayor significatividad en la auditoría y se determinó, en consecuencia, que se trataba de una cuestión clave de la auditoría y (Ref: Apartados A42–A45)

(b) el modo en que se ha tratado la cuestión en la auditoría. (Ref: Apartados A46–A51)

Pues bien, para aclarar esto un poco, tenemos que irnos al apartado A46 de la Guía de Aplicación, que es de suma importancia, que es el único lugar donde se mencionan expresamente las observaciones clave. Dicho párrafo dice así:

A46. El grado de detalle que debe proporcionar el informe de auditoría al describir el modo en que se ha tratado en la auditoría una cuestión clave de la auditoría es una cuestión de juicio profesional. De conformidad con el apartado 13(b), el auditor puede describir:

i. aspectos de la respuesta o del enfoque del auditor que han sido más relevantes para la cuestión o específicos para el riesgo valorado de incorrección material;

ii. un breve resumen de los procedimientos aplicados;

iii. una indicación del resultado de los procedimientos de auditoría u

iv. observaciones clave con respecto a la cuestión, o una combinación de esos elementos.

Las disposiciones legales o reglamentarias o las normas de auditoría nacionales pueden prescribir una estructura o un contenido específicos para la descripción de una cuestión clave de la auditoría o pueden especificar que se incluyan uno o varios de esos elementos.

Si conectamos el apartado 13 con el apartado A46, nos daremos cuenta que:

  1. El apartado 13.a) se corresponde con el apartado A46.i); es decir, se incluye una descripción de la naturaleza de los riesgos.
  2. El apartado 13.b) se corresponde con el apartado A46.ii); es decir, decimos qué procedimientos hemos aplicado.

Entonces, quedan por ahí los puntos iii (resultados de los procedimientos) y iv (observaciones clave) que se quedan como en una especie de limbo. En todo caso, tanto el iii como el iv parece que son potestativos (ello se confirma en cierta forma en la LAC y el Reglamento 537/2014 UE, que analizaremos posteriormente), y su inclusión en el informe está a elección del auditor.

Con todo ello, no debemos olvidar que, en la redacción de la KAM/AMRA, el auditor debe aplicar un lenguaje claro en la redacción de la KAM/AMRA y no dé a entender que la cuestión no ha sido resuelta adecuadamente por el auditor al formarse una opinión sobre los estados financieros (apartado A47 de la NIA-ES 701), aunque como hemos podido ver en informes de Reino Unido y también los primeros emitidos en España, en varios casos (no pocos) no hay una conclusión clara sobre las KAM/AMRA.

A continuación vamos a analizar varias pistas para intentar llegar a saber qué son las “observaciones esenciales” o “clave” y poder dar una conclusión válida para el lector.

a) Primera pista: el artículo 5.1.c de la LAC dice que las “observaciones esenciales” se incluirán, EN SU CASO, en el informe

En este artículo de la LAC, en su segundo párrafo, se menciona el contenido de la KAM/ARMA:

Asimismo, se describirán los riesgos considerados más significativos de la existencia de incorrecciones materiales, incluidas las debidas a fraude, un resumen de las respuestas del auditor a dichos riesgos y, en su caso, de las observaciones esenciales derivadas de los mencionados riesgos.

Bien, ya hemos localizado la expresión, si bien no encontraremos en ningún otro apartado de la LAC, tampoco en la exposición de motivos, referencia adicional alguna a dichas “observaciones esenciales”. Y de la redacción de la LAC se deduce que su inclusión en el informe será potestad del auditor (el famoso “en su caso”).

(Nota: las expresiones “observaciones esenciales” (LAC) y “observaciones clave” (NIA-ES 701) significan exactamente lo mismo, puesto que ambas emanan de la expresión anglosajona Key observations que podemos ver en el Reglamento de la Unión Europea 537/2014 en su versión en inglés, y también en la versión en inglés de las NIA originales. Luego la diferencia no es de partida, y sí que se produce en la traducción).

b) Segunda pista: el artículo 10.2.c del Reglamento 537/2014 de la Unión Europea también dice que las “observaciones esenciales” se incluirán, EN SU CASO, en el informe

Dicho artículo menciona que en el informe de auditoría se aportará en apoyo del dictamen de auditoría:

i) una descripción de los riesgos considerados más significativos de que existan incorrecciones materiales, incluidos los riesgos evaluados de incorrecciones materiales debidas a fraude,

ii) un resumen de la respuesta del auditor a dichos riesgos, y

iii) en su caso, observaciones esenciales derivadas de dichos riesgos.

Como podemos ver el texto es prácticamente similar al artículo 5.1.c, y también existe esa potestad de incluir o no las observaciones esenciales. Y al igual que ocurre en la LAC, no tenemos noticias exactas que nos permitan saber qué es eso de las “observaciones esenciales.”

d) Tercera pista: NIA 701 (Reino Unido)

Hemos revisado esta norma, en su adaptación al Reino Unido, habiéndose producido algunos cambios interesantes, pero no en relación con las denominadas “key observations.” Tampoco documentos adicionales de IFAC parecen mostrar de qué se tratan estas cuestiones (el más claro, las Basis for Conclusions de la NIA 701, cuyo contenido en relación con este topic es pobre).

e) Cuarta y definitiva pista: los informes emitidos por las empresas británicas

Ponemos el foco en el informe de algunas empresas británicas, que han sido las primeras en emitir informes con KAM. Concretamente, nos fijamos que en el informe de de auditoría de las cuentas anuales consolidadas de PERSIMMON PLC (empresa inmobiliaria británica), del ejercicio 2016, en su informe de auditoría, las KAM se manifiestan con una estructura en 3 columnas, tal y como se ve en la siguiente imagen:

Key observations Persimmon

En efecto, arriba podemos ver una KAM sobre reconocimiento de ingresos. Pues bien, lo que realmente vamos buscando es la columna de la derecha, cuyo texto está remarcado en amarillo. En efecto, traducido dicho bloque completo es:

Key observations Persimmon (español)

Por tanto, en el informe de PERSIMMON PLC se asocian las observaciones clave a los resultados y conclusiones sobre la partida y sus revelaciones. Os mostramos otros ejemplos similares sobre esta cuestión:

a) Great Portland Estates – Informe Anual 2017 (páginas 167 y 168).

b) InterContinental Hotels Group PLC (página 86)

Ojo, no todos los informes emitidos en UK u otros países (ni los primeros emitidos en España) contienen “Observaciones clave”, es decir, que no concluyen sobre las KAM/AMRA expuestas en el informe. Lo cual es claramente indicativo de la elección de publicación de esta información a juicio del auditor. 

Por otro lado, hay casos especiales, como el informe de HSBC (páginas 178 y ss.), las conclusiones forman parte de la sección de exposición de los procedimientos.

CONCLUSIONES

La inclusión de las “observaciones esenciales” o “clave” en la descripción de una KAM/AMRA en España parece potestativa a juicio del auditor. Recordemos los “en su caso” que figuran en la LAC y en el Reglamento 537/2014 de la UE.

Del análisis arriba realizado, entendemos que las “observaciones esenciales” o “clave” deben reflejar los resultados de la aplicación de los procedimientos de auditoría y/o una conclusión sobre la adecuación de la información financiera relacionada con la partida o transacción en concreto.

No obstante, para finalizar, no olvidarnos de la importancia del lenguaje en la redacción de las KAM/AMRA y que en caso de ser importante para la comprensión del lector, no se dé a entender que la cuestión no ha sido resuelta adecuadamente por el auditor al formarse una opinión sobre los estados financieros (apartado A47 de la NIA-ES 701).

Reciban un cordial saludo,

Manuel Rejón

Profesor del Master de Auditoría de la Universidad de Granada

Preparador de Acceso al ROAC

@paccioliaccount

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios
Cuestiones y Aspectos más relevantes de auditoría (KAM/AMRA): ¿es obligatorio concluir acerca de las KAM/AMRA en el informe de auditoría?

¿Cuánto sabes de las NIA-ES Revisadas?

Hola a tod@s, os propongo un juego sencillo: UN TEST, para saber hasta qué punto conoces las NIA-ES Revisadas, sobre todo ahora que se acerca el examen de acceso al ROAC. Quien tenga ganas de conocer la respuesta, que me envíe un email a mrejonlopez@crea-sset.com

Nota: donde pone KAM, se refiere a “Cuestiones Clave de la Auditoría” y donde pone AMRA, se refiere a “Aspectos más relevantes de la auditoría.

Ahí va este supertest de 10 preguntas (una o varias respuestas correctas), a responder en 15 minutos.

1. En relación con el informe de gestión, el auditor de cuentas deberá:
a) Leer y considerar la información contenida en él, con objeto de detectar incongruencias entre la información financiera y el informe de gestión.
b) Efectuar procedimientos de verificación al mismo nivel que la información financiera, de acuerdo con la NIA-ES 720 (Revisada).
c) Comprobar la concordancia contable.
d) Comprobar que el contenido se ajusta a la legislación mercantil.

2. En relación con la determinación de las KAM:
a) Puede ser que el auditor entienda que existen, pero no deban ser informadas en el informe de auditoría por algún tipo de prohibición legal.
b) Pueda ser que determine que no existen, aunque desde el punto de vista de la NIA-ES 701 es poco frecuente.
c) No será necesario comentarlas con el revisor de calidad del encargo.
d) Como mínimo se incluirá una en el informe de auditoría, de acuerdo con el párrafo A59 de la NIA-ES 701.

3. Sobre las responsabilidades del auditor sobre la auditoría de las cuentas anuales en el informe de auditoría:
a) Figuran en el mismo orden que en el informe anterior.
b) Su contenido no varía demasiado.
c) La descripción de las responsabilidades del auditor figurará en un Anexo.
d) La descripción de las responsabilidades del auditor puede figurar en el cuerpo del informe.

4. En caso de haber opinión denegada, debe incluirse la sección de AMRA en el informe de auditoría:
a) Verdadero, de acuerdo con los requerimientos originales de la IFAC.
b) Verdadero, pues la NIA-ES 720 (Revisada) obliga a ello.
c) Verdadero, pues esta sección es exigida por requerimiento legal (LAC).
d) Verdadero, pues esta sección es exigida por el Reglamento 537/2014 de la UE.

5. Para una mejor comprensión de las KAM/AMRA por parte del lector, puede ser necesario que el auditor pida al consejo de administración que se efectúen más revelaciones en…
a) …en el informe de auditoría, pues se puede aprovechar para informar sobre cuestiones no reveladas en los estados financieros.
b) …la memoria.
c) …el informe de gestión.
d) Todas las respuestas anteriores son correctas.

6. Entre aquellas áreas que no son claras candidatas a ser consideradas como un AMRA, tenemos:
a) Los activos por impuestos diferidos.
b) El capital social.
c) El fondo de comercio.
d) Las deudas con entidades de crédito.

7. Cuantas más KAM/AMRA se describan en el informe, será…
a) …peor, porque podría disminuir la eficacia en la comunicación del informe de auditoría.
b) …mejor, porque mejora la información para el usuario.
c) …peor, porque se puede interpretar por un usuario como un maquillaje del informe de auditoría (por ejemplo en el caso de una opinión denegada).
d) … mejor, pues se podría informar dentro de dicha sección sobre las cuestiones relacionadas con empresa en funcionamiento cuando existen dudas sobre la continuidad.

8. Las incertidumbres por going concern:
a) Si son materiales, figuran en la sección “Incertidumbre material por empresa en funcionamiento.”
b) Si son materiales, figuran en la sección “Párrafo de énfasis”.
c) Si suponen una incertidumbre no catalogada como material, podrían formar parte de la sección AMRA.
d) Si no son bien informadas en las revelaciones, forman parte de la sección KAM.

9. En la sección de KAM y AMRA es obligatorio indicar varios asuntos:
a) Entre las que se encuentra los motivos por los que ha sido considerado uno de los riesgos más significativos.
b) Entre las que se encuentra el dar una opinión sobre la cuestión en concreto.
c) Indicar las pruebas de auditoría practicadas para atajar dichos riesgos.
d) Mencionar las observaciones clave respecto de la cuestión.

10. La NIA-ES 720 (Revisada) indica que también hay excepciones en la opinión sobre el informe de gestión, debido por ejemplo a:
a) Limitaciones al alcance.
b) Concordancia contable.
c) Incumplimiento con la TRLSC.
d) Todas las respuestas anteriores son correctas.

Recibid un cordial saludo,

Manuel Rejón

 

 

¿Cuánto sabes de las NIA-ES Revisadas?

¿Por qué la redacción de la sección “Aspectos más relevantes de la auditoría” (AMRA) comienza de forma injusta?

Hola a tod@s:

21766750_1664583626885291_3294022759055383127_n
Saludos desde Jerez de la Frontera

En primer lugar, muchas gracias por la gran acogida de los artículos publicados en el blog y en Revista Contable, así como por los cursos y seminarios impartidos.

Ha sido un mes de septiembre intenso en lo profesional y tremendamente gratificante. He tenido la suerte de recorrer la geografía de nuestro país hablando de los nuevos informes de auditoría y, en especial, de las cuestiones clave de la auditoría/aspectos más relevantes de la auditoría (KAM/AMRA). Los artículos que escribo incluso veo que han ayudado a algunos compañeros a inspirarse y animarse a escribir sobre los temas que estoy tratando, lo cual es una gran noticia.

Seguir leyendo “¿Por qué la redacción de la sección “Aspectos más relevantes de la auditoría” (AMRA) comienza de forma injusta?”

¿Por qué la redacción de la sección “Aspectos más relevantes de la auditoría” (AMRA) comienza de forma injusta?

Nuevo informe de auditoría: ¿en todos los informes de entidades que no son EIP se deberá informar de los “Aspectos más relevantes de auditoría”? Consulta al ICAC y su respuesta

Hola a tod@s:

El texto de la consulta realizada por mi al ICAC, el día 15-06-17 se expone a continuación (dentro del entrecomillado, el subrayado y la letra en negrita son míos):

“CONSULTA SOBRE LOS ASPECTOS MÁS RELEVANTES DE LA AUDITORÍA (NIA-ES 701)

La Ley 22/2015, de 20 de julio, de Auditoría de Cuentas (en adelante, LAC) en su artículo 5.1.c, dice que entre el contenido mínimo del informe de auditoría se encontrará la descripción de los riesgos considerados más significativos de la existencia de incorrecciones materiales, incluidas las debidas a fraude, un resumen de las respuestas del auditor a dichos riesgos y, en su caso, de las observaciones esenciales derivadas de los mencionados riesgos. Como se aclara en la Resolución de 23 de diciembre de 2016, del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas, por la que se publica la modificación de determinadas Normas Técnicas de Auditoría y del Glosario de Términos, esta sección se denominará “Aspectos más relevantes de la auditoría” en el caso de la auditoría de las entidades que no tienen la consideración de interés público.

Por otro lado, en la “Guía de aplicación y otras anotaciones explicativas” de la NIA-ES 701 COMUNICACIÓN DE LAS CUESTIONES CLAVE DE LA AUDITORÍA EN EL INFORME DE AUDITORÍA EMITIDO POR UN AUDITOR INDEPENDIENTE, el apartado A59 hace una aclaración muy importante respecto del número de cuestiones clave de auditoría que deben figurar en el informe de auditoría. Concretamente, el texto dice lo siguiente:

La determinación de cuestiones clave de la auditoría implica emitir un juicio sobre la importancia relativa de las cuestiones que han requerido atención significativa del auditor. En consecuencia, puede resultar poco frecuente que el auditor de un conjunto completo de estados financieros con fines generales de una entidad cotizada no considere que por lo menos una de las cuestiones comunicadas a los responsables del gobierno de la entidad sea una cuestión clave de la auditoría que se deba comunicar en el informe de auditoría. Sin embargo, en algunas circunstancias concretas (por ejemplo, en el caso de una entidad cotizada con un número muy reducido de operaciones), es posible que el auditor determine que no existen cuestiones clave de la auditoría de conformidad con el apartado 10 porque no existen cuestiones que hayan requerido atención significativa del auditor.

La Resolución del ICAC de 23 de diciembre aclara que la referencia a “entidades cotizadas “se entenderá realizada a “entidades de interés público” definidas por el artículo 3.5 de la LAC y su normativa de desarrollo. Por tanto, en la auditoría de estas entidades resulta de aplicación la NIA-ES 701 en su totalidad. Por lo tanto, todas las entidades de interés público, en condiciones normales, tendrán en su informe de auditoría una cuestión clave de la auditoría. Sin embargo, en la auditoría de las entidades que no tienen la consideración de interés público las consideraciones obligatorias son las contenidas en la letra a) del apartado 9 y demás apartado concordantes aplicables. En ese caso, y para dar cumplimiento al artículo 5.1.c) de la LAC, la sección en el informe de auditoría se denominará “Aspectos más relevantes de la auditoría”. Sin embargo, en la adaptación de este párrafo A59 en España, no hemos encontrado ninguna mención específica para el caso de entidades que no tienen la consideración de interés público.

Con base en estos antecedentes normativos y circunstancias, la consulta es la siguiente: ¿es extensible en todos sus términos dicho párrafo A59 a la auditoría de entidades que no tienen la consideración de interés público, o debemos interpretar en el literal del párrafo cómo únicamente aplicable a las entidades de interés público?”

A continuación, expongo la respuesta recibida del ICAC por correo electrónico (Consulta 131-2017), el día 28-6-17 (la letra en cursiva y el subrayado son del ICAC):

“En contestación a la cuestión planteada debe indicarse lo siguiente:

1.- Por un lado, que la nota en recuadro incorporada después del apartado 5 de la NIA 701, aplicable a todo el epígrafe referente al “alcance de esta NIA”, se establece en su último párrafo referente a entidades no consideradas de interés público lo siguiente:

“En la auditoría de las entidades que no tienen la consideración de interés público únicamente será obligatorio lo establecido en el apartado 9.a) y demás apartados concordantes aplicables. No obstante, de forma voluntaria podrán tenerse en cuenta también las circunstancias previstas en las letras b) y c) de dicho apartado 9, en cuyo caso los requerimientos de la NIA deben aplicarse en su totalidad. De acuerdo con ello, las referencias en la Norma a “Cuestiones claves de auditoría” deben entenderse realizadas a “Aspectos más relevantes de la auditoría”, por lo que debe sustituirse una expresión por la otra en el informe a emitir y aplicar el mismo tratamiento establecido en los distintos apartados de la norma, salvo en el caso de que se aplicara de forma voluntaria lo establecido en las letras b) o c) del citado apartado.

Es decir, la norma es aplicable en todos los aspectos a las auditorías de entidades no EIP, con las salvedades que, en su caso, se indiquen en la propia norma.

2.- Por otro lado, en cuanto a lo dispuesto en el apartado de la sección guía al que se refiere, debe tenerse en cuenta, que dichos apartados deben tenerse en cuenta como forma de aclarar y facilitar la aplicación de los requerimientos de la norma. Es en este sentido en el que debe interpretarse lo establecido en los distintos apartados de la sección Guia de aplicación que se incluye en cada NIA-Es.

3.- Conforme a lo establecido en la Disposición Adicional Novena del Reglamento que desarrolla el texto refundido de la Ley de Auditoría de Cuentas, aprobado mediante Real Decreto 1517/2011, de 31 de octubre, la presente contestación tiene carácter de información, no pudiéndose entablar recurso alguno contra la misma.”

(Fin de la respuesta del ICAC)

Explicación: ¿cuál es el motivo de la consulta?

Foro
¡Os esperamos en mi bella ciudad, Granada! (más información: https://rea-rega.economistas.es/)

En los primeros informes que hemos podido revisar del Reino Unido, país en el que se confeccionan los informes de auditoría con cuestiones clave de auditoría (allí denominadas the most significant risks of material misstatement) desde el año 2013 para empresas que cotizan en bolsa, lo normal está entre 3 y 5 cuestiones clave de auditoría (o Key Audit Matters, por sus siglas KAM) en cada informe de auditoría, con unos formatos muy visuales para explicarlo.

Claro, el párrafo A59 de la NIA-ES 701 indica un importante límite: como mínimo tienes que poner 1 KAM en el informe para sociedades cotizadas (que en España se entenderán como EIP), pues lo contrario será considerado poco frecuente. Ojito con la cuestión. Es más, en caso de que decidas no poner una KAM en el informe de auditoría, tienes que hacer una “sesión de terapia” con el equipo de auditoría para reconsiderar tu decisión (analizar en este sentido la curiosa redacción del párrafo A63 de la NIA-ES 701).

Pero por tanto, quedaba una duda, ¿ese límite inferior de al menos 1 KAM se debía aplicar a las auditorías de entidades que no son EIP (cuya sección se llama “aspectos más relevantes de la auditoría” o AMRA por sus siglas)? Dicho de otro modo, ¿los informes de auditoría entidades que no son EIP deberán llevar en su informe al menos 1 AMRA? La respuesta es SÍ, a raíz de lo que se expone en la respuesta del ICAC a la consulta.

La contestación del ICAC ha sido posteriormente analizada con personalidades relevantes en el mundo de la auditoría de nuestro país, quienes coinciden con el que les escribe en dicha interpretación.

¿Por qué era necesario resolver esta cuestión?

Aunque siempre hemos estado convencidos de la  inclusión de la menos 1 AMRA en el informe de auditoría, en diversos encuentros y foros donde hemos debatido acerca de las KAM/AMRA, siempre nos hemos encontrado sectores que entendían que esa expresión de “sociedades cotizadas” (EIP en España) mencionada en el párrafo A59, podía en cierta forma liberar de ese límite al resto de entidades auditadas, lo cual ponía en serio riesgo que hubiera informes de auditoría que pudieran estar elaborados de forma diferente a la requerida por la Resolución del ICAC de 23-12-16 sobre la modificación de determinadas Normas Técnicas de Auditoría y del Glosario de Términos. Con la confirmación por esta consulta de esta cuestión, es claro que todos los informes deberán llevar al menos 1 AMRA, salvo casos extraños (muy importante: recordar que por su propia naturaleza, una salvedad o una incertidumbre por empresa en funcionamiento tiene naturaleza propia de KAM/AMRA, por lo que cabe podría ocurrir que no haya más KAM/AMRA de los que informar en un informe de auditoría, aunque dependerá de las circunstancias).

También está la cuestión de la formación: la norma se está aplicando desde las cuentas anuales cerradas con fecha posterior a 17-6-17, es decir que si se está efectuando la auditoría de una empresa de tamaño medio que cierra sus cuentas al 30-06-17 y tenía pensado no informar de la menos 1 AMRA, que sepa Ud. que eso será considerado “poco frecuente”, tal y como dice el párrafo A59 de la NIA-ES 701 (con todo lo que dicha expresión conlleva). Por tanto, es el momento de comenzar a capacitarse lo antes posible y con profundidad en esa NIA-ES 701, puesto que el cambio ya está aquí, ya hay firmas de auditoría con obligación de aplicar los cambios y conocer las implicaciones más severas de la norma.

Finalmente, quería agradecer al ICAC la rápida respuesta y su ayuda en la aclaración de esta relevante cuestión.

Os deseo una feliz semana,

Manuel Rejón 

www.crea-sset.com

Auditor de Cuentas, preparador de acceso al ROAC

Profesor del Master Oficial de Auditoría de la Universidad de Granada

 

 

 

 

 

 

 

Nuevo informe de auditoría: ¿en todos los informes de entidades que no son EIP se deberá informar de los “Aspectos más relevantes de auditoría”? Consulta al ICAC y su respuesta

Los activos por impuestos diferidos deberán ser mencionados en el informe de auditoría

021
Magníficos pinchitos morunos de Casa Sadia (Melilla)

Hola a tod@s:

Como ya sabéis, las cuentas anuales cerradas con posterioridad a 17 de junio de 2017 deberán ser auditadas bajo los criterios de las nuevas NIA-ES de emisión de informes de auditoría. Es decir, las sociedades que por ejemplo cierren cuentas anuales en 30 de junio de 2017 o a 31 de agosto de 2017 (que no son pocas, por ejemplo, las empresas cooperativas hortofrutícolas que suelen tener ejercicios partidos), ya tienen que auditar con el nuevo modelo de informe. Un modelo que técnicamente es más complejo que el anterior y que tiene una nueva y enigmática sección: las “cuestiones clave de la auditoría (KAM)” (NIA-ES 701), sección que para las auditorías de entidades que no son de interés público se llama “aspectos más relevantes de auditoría (AMRA)”.

La diferencia entre unas y otras es que los requerimientos a efectos de trabajo de auditoría son menores para las auditorías de no EIPs. Por ejemplo, para las KAM el auditor deberá efectuar los procedimientos íntegros del apartado 9 de la NIA-ES 701 y los apartados concordantes, mientras que para las AMRA, sólo se considerará las circunstancias del apartado 9.a).

En concreto, el apartado 9 dice lo siguiente:

9. El auditor determinará, entre las cuestiones comunicadas a los responsables del gobierno de la entidad aquellas que hayan requerido atención significativa del auditor al realizar la auditoría. Para su determinación, el auditor tendrá en cuenta lo siguiente: (Ref: Apartados A9–A18)
(a) Las áreas de mayor riesgo valorado de incorrección material, o los riesgos significativos identificados de conformidad con la NIA 315 (Revisada).5 (Ref: Apartados A19–A22) –> SON KAM y AMRA
(b) Los juicios significativos del auditor en relación con las áreas de los estados financieros que han requerido juicios significativos de la dirección, incluyendo las estimaciones contables para las que se ha identificado un grado elevado de incertidumbre en la estimación. (Ref: Apartados A23–A24) –> SON KAM
(c) El efecto en la auditoría de hechos o transacciones significativos que han tenido lugar durante el periodo. (Ref: Apartados A25–A26) –> SON KAM

Lo que genera dudas es si las tres áreas a considerar no están ciertamente interrelacionadas. Debemos suponer que esta NIA-ES 701, recién nacida y con escaso rodaje, dará mucho que hablar en los próximos años y décadas.

Pues bien, las KAM/AMRA en resumidas cuentas, va a ser aquellas cuestiones con un elevado grado de incertidumbre, que suponen juicios importantes por parte de la dirección y del auditor, que por tanto les llevan muchas horas de trabajo y que provocan un elevado flujo de comunicación del auditor con los responsables del gobierno de la entidad, así como constantes consultas con expertos, o por ejemplo los responsables EQCR del informe. En definitiva, tal y como me comentaba hace unos días un prestigioso académico, son aquellas cuestiones “que no te dejan dormir” como auditor.

Las KAM/AMRA en el informe de auditoría deben informarse de la siguiente forma:

-Primero: decir por qué determinado elemento (deterioro, provisión, etc.) supone un riesgo para ti como auditor.

-Segundo: qué pruebas sustantivas y de cumplimiento has aplicado para mitigar el riesgo.

-Tercero. Concluir (que no opinar) sobre lo adecuado de la valoración y presentación de la partida o partidas en concreto. Se concluye de forma satisfactoria, pues de lo contrario, será una limitación al alcance o una incorrección material.

Pero vamos al grano. ¿Por qué un activo por impuesto diferido puede ser una cuestión clave de auditoría? Bien, la contabilización los créditos por pérdidas a compensar depende de la estimación de beneficios probables futuros que permitan la contabilización de las pérdidas activadas. Los planes de la dirección futuros estarán basados en hipótesis de la mayor verosimilitud posible, pues de lo contrario podríamos manifestar nuestras reservas en el informe.

En el caso de que dicho plan esté bien elaborado, no podemos prever lo que ocurrirá en el futuro y está sujeto a un determinado grado de incertidumbre que puede impactar fuertemente en los estados financieros futuros, por lo que se convierte en un KAM/AMRA.

Espero que este post os haya gustado y os espero a mi próxima actividad formativa el próximo 10 de mayo de 2017 en el Colegio de Economistas de Cataluña, denominada “Cuestiones Clave de Auditoría y Aspectos más relevantes de la Auditoría (nueva NIA-ES 701: análisis y casos prácticos sobre su documentación” (pinchad AQUÍ para la inscripción).

Un cordial saludo,

Manuel Rejón

www.crea-sset.com

Preparador de Acceso al ROAC

Los activos por impuestos diferidos deberán ser mencionados en el informe de auditoría

La reforma del PGC y PGC PYMES y la extraña supervivencia del período medio de pago (¿o no?)

Estimados lectores:

Por fin el sábado 17 de diciembre salió publicado el Real Decreto 602/2016, de 2 de diciembre, por el que se modifican el Plan General de Contabilidad aprobado por el Real Decreto 1514/2007, de 16 de noviembre; el Plan General de Contabilidad de Pequeñas y Medianas Empresas aprobado por el Real Decreto 1515/2007, de 16 de noviembre; las Normas para la Formulación de Cuentas Anuales Consolidadas aprobadas por el Real Decreto 1159/2010, de 17 de septiembre; y las Normas de Adaptación del Plan General de Contabilidad a las entidades sin fines lucrativos aprobadas por el Real Decreto 1491/2011, de 24 de octubre.

Ya hacía tiempo que sabíamos las reformas principales que incluiría, a saber:

-Fondo de comercio y activos intangibles pasan a tener vida definida. Amortización en 10 años

-Desaparece ECPN en cuentas anuales de PYMES y abreviadas.

-Fuerte reducción en contenido de la memoria PYMES y abreviada.

Y luego tenemos el caso de la información sobre el PLAZO DE PAGO A PROVEEDORES exigida por la LEY 15/2010, de 5 de julio, de modificación de la Ley 3/2004, de 29 de diciembre, por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales, que dice en su disposición final tercera que:

“Todas las sociedades mercantiles incluirán de forma expresa en la memoria de sus cuentas anuales su período medio de pago a proveedores.”

Parece clara, pues, la obligación de informa sobre esta cuestión, con las adaptaciones necesarias que indicara el ICAC.

Sin embargo, el Proyecto de reforma del PGC y PGC PYMES (documento fechado el 22 de diciembre de 2015), venía a indicar lo contrario. En efecto, como consecuencia de la nueva estrategia de simplificación determinada por la Directiva 2013/34/UE (que fija el contenido máximo de información que se puede requerir a una empresa pequeña), el texto en la exposición de motivos, en relación con la INFORMACIÓN A REVELAR DE PYMES, lo siguiente:

En definitiva, como consecuencia de esta nueva estrategia, los requerimientos de información en la memoria diseminados en varias normas de naturaleza no estrictamente contable dejan de ser obligatorios para las pequeñas empresas, a excepción de los previstos en la legislación tributaria para los exclusivos fines de la recaudación de impuestos. Por ello, en los ejercicios iniciados a partir del 1 de enero de 2016 ya no será obligatorio, entre otras, incluir la información sobre el plazo de pago a los proveedores exigida por la Disposición adicional tercera de la Ley 15/2010, de 5 de julio, de modificación de la Ley 3/2004, de 29 de diciembre, por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales.

Ciertamente, nos las prometíamos muy felices hasta que, al revisar el Real Decreto 602/2016 nos encontramos que: ¡dicha mención en la exposición de motivos ha desaparecido! Es decir, no se menciona absolutamente acerca de que ya no es obligatorio informar sobre el plazo de pago a proveedores.

Ya ayer nuestro amigo y profesor Gregorio Labatut nos dio una pista sobre esta cuestión (pinchar aquí para ver en su blog), y es que efectivamente, la Ley prevalece sobre el Real Decreto. Es decir, que SIGUE SIENDO OBLIGATORIO INFORMAR SOBRE EL PLAZO DE PAGO A PROVEEDORES.

En este sentido, la cuestión queda así:

  1. Las empresas que apliquen memoria abreviada y PYMES deberán serguir informando sobre plazo de pago a proveedores, contraviniendo los máximos exigidos por la Directiva 2013/34/UE arriba mencionada.
  2. Queda pendiente la modificación de la Ley 15/2010, con objeto de evitar que las PYMES informen de forma obligatoria sobre esta cuestión, y el alineamiento con Europa sea efectivo. Quizá ocurra en los próximos meses… o quizá no.

Reciban un cordial saludo,

Manuel Rejón (mrejonlopez@crea-sset.com)

Preparador de acceso al ROAC

Profesor del Master de Auditoría de Cuentas de la Universidad de Granada.

 

 

 

 

La reforma del PGC y PGC PYMES y la extraña supervivencia del período medio de pago (¿o no?)

Examinarme del ECA o del ROAC: ¿y por qué no de los dos?

Hola a tod@s:

Ayer recibí una de esas consultas que considero interesantes, de un antiguo alumno del Master. A continuación reproduzco el texto de la consulta en cursiva y la respuesta que le di a su caso particular:

Estimado Manuel, soy un alumno suyo del Máster de Auditoría de la Universidad de Granada. Le sigo en linkedin y quería hacerle unas preguntas. Quería prepararme el acceso al ROAC pero como tienes que tener tres años firmados por un auditor es complicado prepararte estas oposiciones, pero igualmente me gustaría que me informara ya que yo he trabajado durante más de tres años en un banco y no sé si eso cuenta para algo. Por otra parte me gustaría que me informara sobre el experto contable y si es complementaria la preparación de ambos exámenes.
Estimado alumno, vamos por partes:
1) REGISTRO OFICIAL DE AUDITORES DE CUENTAS (ROAC):
Necesitas 3 años (dos de ellos bajo un auditor). Lo que dice la Ley de Auditoría de Cuentas es: “La formación práctica deberá extenderse por un período mínimo de tres años en trabajos realizados en el ámbito financiero y contable, y se referirá especialmente a cuentas anuales, cuentas consolidadas o estados financieros análogos. Al menos, dos años de dicha formación práctica se deberán realizar con un auditor de cuentas o una sociedad de auditoría, y en el ejercicio de esta actividad en cualquier Estado miembro de la Unión Europea.” (art. 9 LAC).
Pero el Reglamento que desarrolla la Ley de Auditoría de Cuentas matiza y endurece los requisitos anteriormente expuestos: “A estos efectos, no se entenderá cumplido el citado requisito de formación práctica hasta haber acreditado la realización de trabajos efectivos en dicho ámbito durante, al menos, 5.100 horas, de las cuales 3.400 deben corresponder a tareas relativas a las distintas fases que componen la actividad de auditoría de cuentas. De este último número de horas, podrá justificarse hasta un máximo de un 20 por ciento por dedicación a otras tareas relacionadas con la actividad de auditoría de cuentas.
La formación práctica a realizar con un auditor de cuentas o una sociedad de auditoría, y en relación a las tareas relativas a las distintas fases que componen dicha actividad, se realizará, con carácter general, con posterioridad a la realización del curso de enseñanza teórica (por ejemplo, el Master de Auditoría) regulado en el artículo anterior. A estos efectos, únicamente se computará con un máximo de 425 horas antes de la realización del citado curso y un máximo de 850 horas durante la realización del mismo la formación práctica correspondiente a la actividad de auditoría de cuentas y a la realización sustancial de todas las tareas relativas a la auditoría de cuentas.” (art. 35.1 RLAC), que no es tu caso particular.
Por tanto, horas específicas de auditoría (de las que se declaran al ROAC en los modelos pertinentes), tienes que trabajar 2.720 horas (=3.400 x 80%). Si tu objetivo es obtener la inscripción en el ROAC, tienes que buscar empleo en un despacho de auditoría (mejor mediano o grande, pues en un despacho más pequeño te puede costar mucho tiempo llegar a cumplir con las horas). Queda un importe restante de horas de 680 horas (=3.400 x 20%), que debes trabajar en otras tareas relacionadas con la actividad de auditoría de cuentas (por ejemplo, tareas de tipo administrativo, trabajos de revisión limitada que no se correspondan específicamente con la definición de auditoría de cuentas, etc.).
2) EXPERTO CONTABLE ACREDITADO (ECA). Hay 3 formas de acceder a la acreditación:
a) Si eres auditor, ya eres ECA (solo tienes que inscribirte como tal en el Colegio de Economistas o en el ICJCE), pero para ello primero deberías opositar y aprobar el examen de acceso al ROAC.
b) Para profesionales y/o académicos con experiencia: la acreditación puede obtenerse a través de méritos profesionales, académicos y publicaciones. Esta acreditación es para profesionales con mucho tiempo trabajando. En este caso en concreto, puedes hacerlo en la web de AECA (http://aeca.es/experto-contable-acreditado/), y también en la web del ICJCE (http://www.icjce.es/acreditacion1) o del REA-REGA (http://rea-rega.economistas.es/noticias/experto-contable-acreditado/). Pero en este caso, tu todavía no alcanzas los méritos exigidos.
c) Examen (lo convocan ICJCE y REA-REGA), que suele ser a finales de octubre de cada año. Requisitos para acceder al examen:
-Tener una titulación universitaria (Diplomatura, Licenciatura y/o Grado)
– Demostrar una formación práctica mínima de 3 años
Si quieres acceder lo antes posible, esta última opción es la factible en tu caso particular. Eso sí, te recomiendo que consultes en las Corporaciones citadas si los méritos profesionales que acreditas son suficientes para poder examinarte.
3) ¿ES COMPLEMENTARIA LA PREPARACIÓN DE LOS EXÁMENES DEL ECA Y DEL ROAC?
En mi opinión, sí. La preparación del ECA se centra más en un fuerte conocimiento de la normativa contable desde el punto de vista teórico y práctico, y el examen sería en octubre de 2016 (mi grupo empiezo a prepararlo el 1 de mayo). Dicho conocimiento asentado puede ser determinante en la preparación del ROAC (en mi grupo comenzamos un conocimiento preliminar también en mayo pero la parte intensa empieza el 1 de diciembre para el examen del ROAC de 2017), pues la parte contable ya tendrá un grado de avance y dominio importante y permite al alumno centrarse más en cuestiones relacionadas con la normativa y procedimientos de auditoría de cuentas.
No obstante, hay que advertir: ambos exámenes son duros (sobre todo, el ROAC) y exigen un sacrificio importante. Hay que pensar muy bien nuestras prioridades personales y profesionales antes de tomar una decisión.
Recibid un cordial saludo,
Manuel Rejón
@paccioliaccount
Examinarme del ECA o del ROAC: ¿y por qué no de los dos?